Souvenirs perdus

La verdad es que cada día se aprende algún truquillo más para aprovechar mejor esto que llamamos “vida”, a mi la mía me ha enseñado de todo, y mientras creía aprender unas cosas… aprendía otras.
Supongo que sin darme cuenta aprendí a querer, el valor de la sinceridad y a reconocer la ventaja que le lleva siempre el corazón a la razón. Aprendí a superar que puedes perder a un amigo por muy bien que lo trates, y que algunos seguirán a tu lado aunque no lo merezcas. Y todo aquello que aprendes, gradúa y altera tu escala de valores, y un día reconoces lo que es verdaderamente importante.
2 Responses
  1. Marina Says:

    Todos deberíamos aprender esas cosas :)


  2. Draky Says:

    Todo se aprende.

    Recuerda este proberbio:

    Cuando bebas agua, recuerda la fuente.

    FELICIDAD!!


Publicar un comentario