Souvenirs perdus
Cuando crees que el cielo te tragara, cuando piensas que al girar la esquina de la calle, los problemas los dejarás atrás y no los veras más, cuando piensas que tu vida realmente es un fracaso, cuando crees que el mundo está en contra de ti, cuando crees que las cosas no pueden ir a peor y hay algo que lo consigue, cuando las personas que quieres no están, cuando el frío de una vez por todas ya se instaló en tú corazón, cuando te sientes en el abandono, cuando te gustaría dejar de vivir, cuando quieres que el tiempo se pare, cuando quieres terminar con algo que no le puedes decir adiós, cuando quieres olvidar y no lo consigues, cuando crees que eres fuerte y sabes en el fondo que no lo eres, cuando sientas tantas cosas en una milésima de segundo, cosas que te haran explotar, que te haran decir barbaridades con todas las letras del abecedario y sobretodo que te haran llorar de rabia y también de tristeza. En esos momentos lo único que tienes que hacer es sonreír, tienes que dejar todo lo malo dentro del armario y salir de la habitación, salir corriendo y no parar. Tienes que arrancar los meses que pasaron del calendario, tienes que reír con carcajadas grandes, tienes que tararear alguna canción que no recuerdes, tienes que saltar encima de los charcos que dejo la lluvia por la mañana, tienes que sentirte feliz porque esta mañana te has levantado de la cama y has empezado un nuevo día. No sabes cuando dejarás de levantarte por las mañanas y ver el sol salir por la ventana.
Vive los días como si no hubiera un mañana.
2 Responses
  1. Marina Says:

    Hay veces que me he sentido así y tu remedio me parece el mejor resultado para eso :D
    Me has puesto de buen humor con tan solo una palabras :)

    Besos


  2. Melissa Says:
    Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Publicar un comentario